Páginas vistas en total

Elige tu idioma

BIENVENIDOS

BIENVENIDOS

sígueme en las redes sociales

siguenos en facebook Canal de youtube siguenos en Twitter siguenos en Google+

MIS LIBROS EN BUBOK

MIS LIBROS EN BUBOK
¡¡¡Descubre mi estantería!!!

Buscar en este Blogs con google

seguir buena noticia facebook

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

suscribirse a mi canal

Datos personales

18.4.17

EL MISTERIO PASCUAL SEGÚN EL CATECISMO DE LA IGLESIA CATÓLICA

BUENA NOTICIA es un blog de reflexión personal de Francisco Baena Calvo en el marco del Cristianismo. Un blog católico que personalmente creo que vale la pena conocer. Si deseas conocer más sobre el Cristianismo como manifestación sublime del espíritu humano no dudes en entrar en este Blog. Pretenden ser unas reflexiones que tienen en cuenta los valores humanos y cristianos que emanan del Evangelio, de la fe en Jesucristo y del Credo de la Iglesia.

EL MISTERIO PASCUAL SEGÚN EL CATECISMO DE LA IGLESIA CATÓLICA







        “El Misterio Pascual de la Cruz y de la Resurrección de Cristo está en el centro de la Buena Nueva que los apóstoles, y la Iglesia a continuación de ellos, deben anunciar al mundo. El designio salvador de Dios se ha cumplido de “una vez por todas” (Hb 9,26) por la muerte redentora de su Hijo Jesucristo”    (Nº 571 DEL CIC).

      “La muerte violenta de Jesús no fue fruto del azar en una desgraciada constelación de circunstancias. Pertenece al misterio del designio de Dios, como lo explica San Pedro a los judíos de Jerusalén ya en su primer discurso de Pentecostés: “Fue entregado según el determinado designio y previo conocimiento de Dios” (Hch 2,23). Este lenguaje bíblico no significa que los que han “entregado a Jesús” (Hch 3,13) fuesen solamente ejecutores pasivos de un drama escrito de antemano por Dios” (Nº 599).

      “Este designio divino de salvación a través de la muerte del “Siervo, el Justo” (Is 53,11; cf Hch 3,14) había sido anunciado antes en la Escritura como un misterio de redención universal, es decir, de rescate que libera a los hombres de la esclavitud del pecado (cf. Is 53,11-12; Jn 8,34-36). San Pablo profesa en una confesión de fe que dice haber “recibido” (1 Cor 15,3) que “Cristo ha muerto por nuestros pecados según las Escrituras” (ibib; cf también Hch 3,18; 7,52; 13,29; 26,22-23). La muerte redentora de Jesús cumple, en particular, la profecía del Siervo doliente (cf Is 53,7-8 y Hch 8,32-35). Jesús mismo presentó el sentido de su vida y de su muerte a la luz del Siervo Doliente (cf. Mt 20,28). Después de su Resurrección dio esta interpretación de las Escrituras a los discípulos de Emaús (cf Lc 24, 25-27), luego a los propios apóstoles (cf Lc 24,44-45)” (Nº 601 DEL CIC)

     “La muerte de Cristo es a la vez el sacrificio pascual que lleva a cabo la redención definitiva de los hombres (cf 1 Cor 5,7; Jn 8,34-36) por medio del “cordero que quita el pecado del mundo” (Jn 1,29; cf 1 P 1,19) y el sacrificio de la Nueva Alianza (cf 1 Cor 11,25) que devuelve al hombre a la comunión con Dios (cf Ex 24,8) reconciliándole con El por “la sangre derramada por muchos para remisión de los pecados” (Mt 26,28; cf Lv 16,15-16)” (Nº 613 DEL CIC).

     “Os anunciamos la Buena Nueva de que la Promesa hecha a los padres Dios la ha cumplido en nosotros, los hijos, al resucitar a Jesús” (Hch 13,32-33). La Resurrección de Jesús es la verdad culminante de nuestra fe en Cristo, creída y vivida por la primera comunidad cristiana como verdad central, transmitida como fundamental por la Tradición, establecida en los documentos del Nuevo Testamento, predicada como parte esencial del Misterio Pascual al mismo tiempo que la Cruz:...” (Nº 638 DEL CIC).





Gracias por tu visita. Si te ha gustado este artículo añade me gusta. Compártelo en las redes.



Conóceme un poco más